A medida que crecemos nos vamos llenando de creencias que no favorecen precisamente nuestras