De cara a tus emociones

La mayoría de las veces vivimos de espaldas a nosotros mismos, a lo que sentimos!
Permítete experimentar Tus Emociones aunque no siempre las compartas con los demás. Siéntelas, ponles nombre, descríbelas con palabras e identifica si te producen un sentimiento saludable para ti…

Piensa con qué pensamientos se identifican esas emociones, si son más destructivos que constructivos …. ¡A la papelera!

Es buena idea que podamos preguntarnos, ¿qué necesito en realidad? Y ¿qué puedo hacer para vivir de cara a mis sentimientos?