¿Por qué nos cuesta hacer las cosas? a veces no tenemos ganas y tendemos a la evitación. ¿Es tu caso? pues céntrate en el significado de eso que quieres hacer más que en el placer momentáneo !
¿Qué connotación tiene la rutina para ti? piensa, piensa…
La rutina es una costumbre, un hábito, una serie de tareas que vamos automatizando y hacerlo nos ahorra energía y nos permite avanzar. Una vez incorporada la nueva actividad podemos realizarla sin tanto esfuerzo.
La vuelta del verano es una época de nuevos planteamientos, de retomar cosas para coger ritmo de nuevo en aquello que te interesa o quieres conseguir.
¿Qué quieres hacer? Por ejemplo preparar un examen de inglés, promocionar en tu empresa, hacer clases de meditación. Solo tú sabes qué cosas te movilizan. Elige tu opción (piénsalo bien primero) y ponte a trabajar en ella!
1.- Elabora tu propio programa de rutina diario sin perder de vista tu objetivo
2.- Puedes mantener tu plan rutinario pero siendo creativo (todos lo somos) pero también somos muy cómodos, prioriza lo primero!
3.- Las ganas de hacer se activan haciendo, cualquier idea anticipada es una pura recreación mental, no te dejes engañar!
Las actividades que componen nuestra vida requieren esfuerzo y compromiso. Sigue tu plan rutinario y no desistas, te sentirás muy bien en cuanto veas pequeños avances. Vaamos!!
Si quieres más detalles escucha el audio 😉